• Menu
  • Menu
Métodos para preservar

Métodos para preservar la fertilidad

Cada día es más habitual encontrar mujeres que deciden posponer la maternidad por múltiples motivos, como pueden ser oportunidades laborales o proyectos personales. Nosotros vamos a intentar aportar información sobre cómo preservar la fertilidad y poder así posponer la maternidad hasta que estén preparadas.

Sin duda cabe empezar diciendo que una vida sana, evitando situaciones de estrés y sustancias nocivas, con una alimentación equilibrada y ejercicio diario, es fundamental para poder afrontar con mayores garantías este tipo de retos en la vida. Pero para determinadas edades no basta con esto, y es necesario aplicar otras técnicas que nos ofrece nuestra sociedad para poder ser madres, como por ejemplo la Fecundación in vitro.

Y es que aunque a los 40 años, con una vida sana, alimentación y ejercicio físico, nos encontremos como si tuviéramos 30 años, esto no afecta a nuestra reserva ovárica, por lo que aquellas mujeres que decidan ser madres cerca de los 40 años, es posible que sea demasiado tarde, disminuyendo drásticamente las posibilidades de éxito.

Nosotros creemos que la edad ideal para conservar tus óvulos es menos de 35 años, aunque existen mujeres que tienen una buena reserva ovárica hasta los 38 años.

Métodos para preservar la fertilidad

La Preservación de la fertilidad femenina consiste en congelar nuestros óvulos en una edad propicia para posteriormente ser madre en el momento que nos sea posible, aunque para esa edad hayan descendido drásticamente nuestras posibilidades de ser madres. Y todo esto sin tener que renunciar a nuestra propia genética, es decir, sin recurrir a la adopción o a la ovo donación.

Tenemos que tener presente que es muy importante elegir el momento en el que se preserva la fertilidad, intentando no superar nunca la edad de 38 años, puesto que a partir de esa edad habrán menos posibilidades de éxito para el futuro. Los especialistas en fertilidad pueden parar el reloj biológico pero no pueden revertirlo, por lo que elegir la edad para conservar nuestros óvulos se convierte en una decisión de suma importancia para que posteriormente el tratamiento tenga mayor probabilidad de éxito.

Preservar la fertilidad se consigue gracias a una técnica denominada vitrificación, que es una técnica de congelación ultra rápida que no altera las características de las células. Es por esto, pues, por lo que se habilita el almacenamiento de óvulos criopreservados durante años y su posterior descongelación cuando así se desee. Con esta técnica se evita la formación de cristales de hielo en el interior celular, impidiendo que se destruyan en el momento de la descongelación. Esto da una tasa de supervivencia del óvulo superior al 85%, por lo que, ofrece muchas posibilidades de éxito.

Fecundación in vitro

En el momento en el que se tiene claro que se quiere ser madre, la técnica a seguir es la Fecundación in vitro o FIV. La FIV es la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio-in-vitro, con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferir al útero materno y que evolucionen hasta conseguir un embarazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *