• Menu
  • Menu
tips para comenzar con buen pie el gimnasio

Tips para comenzar con buen pie en el gimnasio

¿Has considerado estar en forma los próximos meses? Cuando se trata de la actividad física los buenos propósitos deben ir acompañados de un buen plan que evite los excesos.
Esto tiene gran importancia sobre todo al hablar del gimnasio. Realizar un entrenamiento regular no es tan sencillo y hay que evitar a toda costa un comienzo precipitado que pueda provocar lesiones.
Por ello debe existir una adecuada planificación y la ayuda de un entrenador que te oriente en la búsqueda de tus metas a corto, mediano y largo plazo.
También te recomendamos seguir los siguientes consejos para comenzar con buen pie en el gimnasio.

Viste correctamente.

No necesitas adquirir las zapatillas más caras y de última moda, o de llevar el equipo más novedoso, sino de vestir correctamente y bajo parámetros de seguridad.
Esto quiere decir que necesitas zapatillas, camiseta y pantalones con los que puedas moverte libremente y con los cuales te sientas verdaderamente cómodo.

Trabaja la totalidad de grupos musculares.

No es una buena idea hacer el trabajo muscular más sencillo y evitar el más exigente.
Los expertos aconsejan trabajar todos los grupos musculares apropiadamente, lo cual parece ser la clave fundamental para alcanzar resultados y disminuir el riesgo de lesiones y desequilibrios.

La técnica debe ir primero.

Ir al gimnasio no tiene que ser una competencia donde estás obligado a hacer todo lo hacen los demás y al mismo nivel de intensidad. Eso es un error fatal. La técnica de trabajo debe ir primero.
La realización de cada movimiento y las posiciones convenientes forman parte de una técnica de ejecución que te ayudará a prevenir cualquier lesión de la que podrías arrepentirte por mucho tiempo.

Ten paciencia.

Ten paciencia y date el tiempo necesario para cada ejercicio y el descanso respectivo tras cada movimiento.
Cuando se trata del gimnasio debes saber que al entrenar más lento obtendrás mejores resultados porque aprovecharás mejor el aprendizaje y tendrás más cuidado con el esfuerzo realizado.

Deja de compararte con otros.

No se trata de levantar el mismo peso o ir a una velocidad de entrenamiento similar a todos aquellos que ya llevan tiempo entrenando.
Olvida las comparaciones. Intentar ir a la misma velocidad que otros o realizar los mismos esfuerzos solamente te perjudicará. Dedícate a crecer lentamente y con ayuda del monitor del gimnasio.

Es importante que descanses.

Es lógico que al principio quieras avanzar muy rápido en tus rutinas. Es lógico también que quieras asistir cada día, como queriendo aprovechar todo el tiempo perdido. Pero todo esto puede traer negativas consecuencias.

Debes tener en cuenta que tu cuerpo también necesita descanso. Cuando estés en reposo, tus músculos también crecerán y tu cuerpo experimentará ajustes positivos que también son propiciados por el entrenamiento.

No te sobreentrenes. Los especialistas indican que si asistes tres días a la semana al gimnasio, y dedicas una hora cada sesión en cada visita, tendrás excelentes resultados. Verás que esto es suficiente para conseguir los progresos que buscas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *